Federacion Iberoamericana de Mantenimiento


Links

RSS

Añadir a Favoritos AÑADIR A FAVORITOS

Carta del Presidente de la FIM

Ing. Juan Pedro Maza Sabalete

Carta del Presidente de la FIM Reflexiones de cómo transitar por la crisis. Mantenimiento parece un área con una decisión fácil de tomar: reducir su coste. Estamos viendo muchos casos en los que las instrucciones son claras: bajar el presupuesto de mantenimiento entre un 10 y un 20%.

Estimados colegas

            La economía global lleva algo más de dos años debatiéndose dentro de la crisis de la que, según los más optimistas, se empieza a vislumbrar algunos indicios que anuncian la salida. Mucho se ha debatido, y se debate, sobre la naturaleza de la crisis, sobre las medidas a adoptar para mitigar sus efectos y acortar su duración. Los gobiernos, los organismos internacionales, la gran banca, las organizaciones sociales, etc. hacen llamamientos, se reúnen o toman medidas. Las empresas elaboran planes de acción en sus distintas áreas que ayudan a transitar este período: desde lo comercial a la organización, desde las finanzas a los procesos industriales, todo se reconsidera.

            ¿Y el mantenimiento? ¿Cómo transita por la crisis? Pues, en principio, parece un área con una decisión fácil de tomar: reducir su coste. Estamos viendo muchos casos en los que las instrucciones son claras: bajar el presupuesto de mantenimiento entre un 10 y un 20% cada año. Es una situación en la que muchos responsables del área de mantenimiento se sienten atrapados con un estado de ánimo de cierta tribulación. Dejar para más adelante actuaciones que se consideran importantes para las instalaciones, reducir los medios humanos que puedan suponer  una pérdida del “know-how”, perder la colaboración de empresas de servicios muy bien integradas, generan preocupación por el posible deterioro en cuanto a la seguridad, la calidad y el volumen de la producción. Además, Mantenimiento se encontrará en un débil punto de partida si, superada la crisis, a las instalaciones se les demanda una máxima utilización.

            Es un estado de zozobra comprensible de los responsables de mantenimiento que, en bastantes casos, responde a una situación crítica real. Pero no podemos dejar de considerar que son muy pocas las organizaciones que alcanzan ese nivel que se ha dado en llamar “world class maintenance” y que, por lo tanto, también son muchas las organizaciones que pueden embarcarse en el camino de la excelencia. Es posible que, en estas situaciones de crisis, sea más fácil desarrollar acciones de liderazgo que conciten ese impulso común necesario para la mejora. Esa puede ser la aportación del mantenimiento a los esfuerzos de la compañía en momentos difíciles: colaborar a la reducción de costes y estar preparados para un actuación excelente cuando vuelva una situación más benigna.

            En la última reunión del Consejo Directivo de la FIM, se ha debatido ampliamente los efectos de la crisis sobre el mantenimiento, determinando  las distintas asociaciones nacionales poner mucho énfasis sobre este asunto en todas las actividades que se desarrollan en sus distintos países.  Por ello desde la FIM queremos recomendar a todos los profesionales del mantenimiento su colaboración y participación en las jornadas, coloquios, conferencias y congresos que se desarrollan. Estamos convencidos de que el intercambio de ideas, el conocimiento de otras experiencias, la participación en debates, el esfuerzo de escribir un artículo, son actividades que van a facilitar el ir encontrando los  caminos de excelencia que, no sólo hagan de la actividad de mantenimiento una colaboradora eficaz de la compañía, sino que también ponga a sus profesionales lejos de la tribulación que hemos descrito. Un mantenimiento bien gestionado es de tal riqueza que se convierte en el marco idóneo para una carrera profesional muy gratificante.

            Desde la FIM, vamos a ofrecer el catálogo de actividades que las asociaciones nacionales de mantenimiento vayan desarrollando. También, iremos seleccionando las mejores publicaciones que se generen en el ámbito iberoamericano de mantenimiento. Igualmente estamos abiertos a recibir sugerencias, opiniones, artículos y cualquier colaboración que nos quieran hacer llegar.

            Con el ánimo de que la FIM colabore en la búsqueda de esos caminos de excelencia, les envía un afectuoso saludo

Juan Pedro Maza

Presidente